Un contrato es un acuerdo escrito o verbal entre personas o entidades en el que una parte se compromete a prestar un servicio o producto a cambio del pago de dinero u otros productos o servicios. Un contrato se forma cuando hay un acuerdo basado en una oferta de una de las partes y la aceptación de esa oferta por las otras partes implicadas.

Sin embargo, incluso después de la aceptación de una oferta, un acuerdo no es necesariamente un contrato legalmente vinculante. No se puede, por ejemplo, celebrar un contrato basado en un acto ilegal o imposible. Además, para celebrar un contrato jurídicamente vinculante, las partes deben tener la capacidad mental para hacerlo.

Para que exista un contrato jurídicamente vinculante debe existir una oferta, y la aceptación de la misma, que implique el intercambio de promesas mutuas de actuar y/o proporcionar bienes, productos, servicios o dinero, lo que se conoce como “contraprestación”. Para que un contrato sea legalmente vinculante y ejecutable, debe haber una contraprestación. Asimismo, un acuerdo para pagar algo o hacer algo también puede ser vinculante si una de las partes actúa en su detrimento ante la promesa de cumplimiento de la otra parte. En algunos casos, renunciar al derecho de actuar en función de una promesa puede ser suficiente contraprestación para que un contrato sea vinculante y legalmente exigible.

Un contrato jurídicamente vinculante y ejecutable puede ser escrito o verbal. Dependiendo de la naturaleza de la transacción en la que las partes están entrando, ciertos tipos de contratos están obligados a ser por escrito con el fin de ser ejecutables bajo la ley de la Florida. En general, aparte de los que la ley de la Florida exige específicamente que sean por escrito, los acuerdos verbales son ejecutables en el estado de la Florida, especialmente en situaciones en las que una de las partes ya ha cumplido con sus obligaciones.

¿Cómo Aborda Romy Jurado La Redacción De Un Contrato?

Al redactar un contrato, mi tarea es asegurar que las expectativas de mi cliente se cumplan con éxito. Cada una de las palabras incluidas en un contrato debe reflejar con precisión los deseos de mi cliente y proteger sus intereses. Si hay áreas en las que uno de mis clientes no tiene preferencias específicas, suelo redactar el contrato de forma que se cuiden los intereses generales del cliente. Me aseguro de redactar cada contrato con la seguridad de que las palabras que utilizo serán interpretadas por cualquiera que lo lea de una manera que refleje los intereses y las intenciones del cliente. Para redactar con éxito un contrato sólido y legalmente vinculante, trabajo diligentemente para:

  • Estructurar el documento utilizando palabras que transmitan con precisión el significado deseado a cualquiera que lo lea;
  • Planificar cuidadosamente la amplia variedad de posibles interpretaciones erróneas que podrían ocurrir con el fin de evitarlas; y
  • Utilizar mis amplios conocimientos sobre contratos para aplicar las herramientas habituales de interpretación de contratos.

Al tratar de lograr estos objetivos, no hay absolutamente ningún sustituto para el conocimiento, la experiencia y, por supuesto, el trabajo duro. Además, mi mentalidad previsora a lo largo de todo el proceso de redacción contribuye en gran medida a garantizar que mis clientes estén protegidos en cada contrato que firmen.

Un contrato sólido utiliza una variedad de estructuras legales para crear deberes y obligaciones entre las partes involucradas. Estos deberes y obligaciones principales se conocen como las disposiciones “sustantivas” o “comerciales” incluidas en cada contrato.

Las estructuras legales que construyen estos deberes y obligaciones se convierten en los componentes de todo contrato jurídicamente vinculante y se dividen en categorías básicas, incluyendo:

  • Condiciones;
  • Pactos; y
  •  

Proteja Sus Intereses En Un Contrato Con La Ayuda De Un Abogado

Según el Colegio de Abogados de la Florida, muchos residentes del estado pierden dinero cada año porque celebran contratos y no entienden realmente cómo hacerlo o qué hacer cuando la otra parte incumple el acuerdo. El asesoramiento de un abogado cualificado puede, sin duda, evitar la pérdida de dinero por el desconocimiento de la ley que rige los contratos en la Florida.

Sólo un abogado especializado y experimentado puede aconsejarle sobre si un contrato es legalmente vinculante y cuáles son sus opciones en caso de incumplimiento. Antes de firmar un contrato que requiera el pago de una cantidad considerable de dinero, es ideal que un abogado revise y/o redacte el contrato y se asegure de que usted entiende cada una de las cláusulas del mismo.

¿Todavía tiene preguntas sobre los contratos? Llame al (305) 921-0440 o envíeme un correo electrónico a Romy@JFLawFirm.com para programar una consulta inicial y conocer más sobre mis servicios.

Loading...