Seleccionar página

Si usted alquila una vivienda, normalmente el arrendador le exigirá un depósito de seguridad reembolsable además del alquiler mensual. Los arrendadores suelen pedir que se paguen estos depósitos por adelantado y los retienen para proteger los inmuebles de daños, facturas de servicios públicos impagadas o simplemente para cubrir el impago del alquiler hasta que se desaloje el inmueble.

¿Cuándo Se Puede Recuperar Un Depósito De Seguridad En La Florida?

Todo arrendador tiene que devolver a un inquilino su depósito de seguridad en un plazo de 15 a 60 días después de desalojar la vivienda y que el inquilino devuelva las llaves. Imaginemos que este no es el caso y que el propietario pretende quedarse con el depósito o con una parte del mismo.

¿Es El Desgaste De Una Vivienda Alquilada Es Motivo Para Que Un Arrendador Retenga El Depósito De Seguridad De Un Inquilino?

Los arrendadores no deben retener los depósitos de seguridad debido a los daños que se producen en sus propiedades por envejecimiento, comúnmente llamados desgaste. En la Florida, la ley subraya que un inquilino debe devolver la vivienda alquilada en las mismas condiciones en que la tomó. 

Asimismo, según la misma ley, un arrendador no debe retener el depósito de seguridad de un inquilino por ningún importe relacionado con el envejecimiento normal del inmueble alquilado. Es decir, los depósitos de seguridad no se pueden usar para cubrir gastos de reparación de rozaduras en el suelo, sustitución de filtros de aire o mantenimiento de pintura, por ejemplo.

Si el desgaste está incluido en el contrato de alquiler y se describe como una responsabilidad del inquilino antes de desalojar su vivienda, esto debe respetarse, por supuesto. Si no se menciona el desgaste en el contrato de alquiler y surge una disputa, se seguirá la ley descrita arriba.

¿Cuáles Son Las Deducciones Que Un Arrendador Puede Hacer Del Depósito De Seguridad De Un Inquilino En La Florida?

Los daños causados por un inquilino que excedan el desgaste ordinario mientras esté en posesión de su vivienda durante algún tiempo pueden dar lugar a que el arrendador deduzca una cantidad del depósito de seguridad. Cualquier daño que pueda causar un perjuicio que afecte al valor de una propiedad, cometido con intención o propósito, será motivo para que un arrendador lo deduzca del depósito de seguridad del inquilino responsable del daño.

Ejemplos de daños que van más allá del desgaste son la rotura de ventanas o la falta de mosquiteras, la falta de picaportes, los agujeros en las paredes, las roturas en pisos o alfombras y las manchas de orina de mascotas.

Cobrar A Un Inquilino E Imponerle Una Deducción Sobre El Depósito De Seguridad

La ley permite una deducción de un depósito de seguridad de una parte de lo equivalente a los daños causados por un inquilino o el monto total. El arrendador debe dar al inquilino una notificación por escrito enviada por correo certificado a la última dirección conocida en un plazo de 30 días antes de desalojar la vivienda. Si el propietario no proporciona información al inquilino, pierde el derecho a reclamar el depósito de seguridad. 

Objeción De Un Inquilino A La Notificación De Un Arrendador De Su Intención De Imponer Una Deducción Al Depósito De Seguridad

Una vez recibida la notificación de un arrendador, un inquilino tiene 15 días para responder por correo certificado y oponerse a la retención de su depósito. Si el inquilino no envía su respuesta dentro del plazo estipulado, el arrendador puede deducir o retener el depósito de seguridad. Si queda un saldo restante en el depósito, el arrendador debe devolver el dinero al inquilino en un plazo de 30 días.

Si ambas partes no llegan a un acuerdo y se presenta una demanda judicial, la parte que prevalezca tendrá derecho a que se le abonen todos los honorarios de sus abogados y los costes del juicio.

Podemos Ayudarle A Recuperar Su Dinero

Conocer sus derechos cuando se trata de depósitos de seguridad es esencial. Tenemos conocimiento de las leyes de bienes raíces en Miami y tenemos expertos legales listos para ayudarle. El bufete de abogados Jurado & Farshchian, P.L., ganará para usted. Póngase en contacto conmigo, la abogada Romy B. Jurado, al (305) 921-0440 o envíeme un correo electrónico a Romy@jflawfirm.com para iniciar una consulta.

Loading...