Seleccionar página

En la Florida, muchos residentes utilizan los fideicomisos vitales revocables como una forma de evitar los procesos de sucesión, los cuales son complejos y exigentes.

Sin embargo, este importante documento también puede aportar otros beneficios que pueden ser cruciales para el patrimonio de un residente del estado y sus beneficiarios en caso de circunstancias y necesidades imprevistas.

En este artículo, descubrirá las ventajas de un fideicomiso vital en la Florida.

¿Qué Es Un Fideicomiso Vital?

Un fideicomiso vital, también conocido como fideicomiso vital revocable, es una ficción jurídica dentro de la cual un otorgante deposita sus bienes con instrucciones sobre quién se beneficiará de ellos. Además, el otorgante nombra a un fideicomisario para que administre su patrimonio (o fideicomiso) en caso de que quede incapacitado.

Los términos contenidos en un fideicomiso vital revocable pueden modificarse o revocarse en cualquier momento durante la vida del otorgante.

Sin embargo, en el momento del fallecimiento del otorgante, un fideicomiso revocable se convierte automáticamente en un fideicomiso irrevocable.

En términos sencillos, mientras el otorgante de un fideicomiso esté vivo, esa persona y su fideicomiso vital son lo mismo. El otorgante debe declarar los impuestos sobre la renta de los bienes titulados bajo su fideicomiso en la misma declaración de impuestos que se haría con cualquier otro bien.

Muchos individuos que son residentes de la Florida y poseen bienes en el estado utilizan fideicomisos vitales como una forma de evitar los procesos de sucesión y de asignación de tutores legales, otorgando el control de los bienes después de la muerte y proporcionando protección de bienes para los beneficiarios elegidos.

Las personas que quieren evitar el proceso de asignación de tutores legales para hijos menores de edad o proteger a personas con necesidades especiales pueden utilizar un fideicomiso vital para lograrlo.

Un Fideicomiso Vital Puede Ayudar A Mitigar Los Impuestos Federales Sobre El Patrimonio

Cualquier patrimonio que supere un determinado valor está expuesto al impuesto federal sobre el patrimonio (también conocido como impuesto de fallecimiento).

Desgraciadamente, muchos individuos se ven afectados negativamente por este factor, ya que supone una media del 45% de la cantidad bruta adeudada y normalmente debe pagarse en los 9 meses siguientes al fallecimiento del propietario de un patrimonio.

A veces, pagar el impuesto federal sobre el patrimonio supone cerrar una empresa familiar, lo cual es terrible.

Para evitar esta desagradable situación, se puede diseñar un fideicomiso vital para minimizar los impuestos sobre el patrimonio, especialmente en los casos en que una pareja está casada y se utiliza una estrategia de fideicomiso A-B.

En consecuencia, un fideicomiso vital puede proporcionar herramientas para que el fideicomisario reubique el patrimonio en varios lugares con ventajas fiscales.

Un Fideicomiso Vital Puede Ayudar A Proteger A Beneficiarios Con Necesidades Especiales

De acuerdo con las normas actuales de seguridad social, si una persona discapacitada que recibe beneficios por discapacidad basados en la necesidad (SSI) recibe una herencia, puede ser descalificada del programa.

Un fideicomiso vital bien redactado podría incluir un fideicomiso de necesidades especiales añadiendo en él términos como «necesidades especiales» o «necesidades suplementarias».

Esta estrategia podría proporcionar una salida para que una persona discapacitada reciba su herencia en una cuenta separada sin perder necesariamente los beneficios otorgados por el seguro social.

Si tiene una persona con necesidades especiales (niños, adultos o personas mayores) viviendo en su casa y quiere asegurarse de que se le cuide en el futuro, le recomendamos encarecidamente que busque la orientación de un abogado experto en fideicomisos para adaptar un fideicomiso vital a su circunstancias específicas.

Proteja A Sus Beneficiarios De Los Ataques De Acreedores Mediante Un Fideicomiso Vital

Aunque la protección de los activos de un fideicomiso revocable no se extiende al creador del fideicomiso, puede ofrecer protección contra los acreedores de los beneficiarios tras el fallecimiento del otorgante.

Cuando el creador de un fideicomiso revocable fallece, el fideicomiso revocable pasa a ser irrevocable. Por lo tanto, los bienes dentro del fideicomiso quedan protegidos contra cualquier acreedor que intente reclamarlos.

Utilizar Un Fideicomiso Vital Para Proteger A Hijos Nacidos De Un Matrimonio Anterior

Sin duda, muchos segundos matrimonios se convierten en un campo de batalla para disputas legales, ya que los segundos cónyuges tienden a enfrentarse a los hijos biológicos de un matrimonio anterior para reclamar porcentajes de herencias.

Cualquiera que esté viviendo un segundo matrimonio y tenga esta posible preocupación puede utilizar un fideicomiso vital revocable para definir (por escrito) lo que su cónyuge puede y no puede hacer tras su fallecimiento.

Por ejemplo, el creador de un fideicomiso podría proteger a hijos de un matrimonio anterior:

  • Colocando bienes en un fideicomiso separado (controlado sólo por el padre biológico), o
  • Limitando el derecho del segundo cónyuge a cambiar o cancelar un fideicomiso revocable conjunto tras el fallecimiento del padre biológico.

Póngase En Contacto Con Nuestros Abogados Especializados En Planificación Patrimonial Para Gestionar Su Fideicomiso Vital Hoy Mismo

Si está buscando ayuda profesional para manejar su planificación patrimonial en la Florida, tenemos la solución para su caso en Jurado & Farshchian, P.L.

Póngase en contacto conmigo, la abogada Romy B. Jurado. Llámenos al (305) 921-0440 o envíenos un correo electrónico a Romy@JFLawFirm.com y encontraremos la mejor estrategia para satisfacer sus necesidades.

Loading...