Seleccionar página

Las corporaciones C son una de las estructuras empresariales más comunes en los Estados Unidos. En la Florida, muchos empresarios optan por constituir corporaciones C, ya que son entidades jurídicas independientes creadas en virtud de la legislación estatal que ofrecen una protección de activos óptima y una responsabilidad civil limitada.

En este artículo, descubrirá los pros y los contras de las corporaciones C en la Florida.

Establecimiento De Una Corporación De Tipo «C» – Entendiendo El Concepto

En los Estados Unidos, las corporaciones C se consideran las corporaciones estándar según las normas del IRS. Bajo este tipo de estructura legal, los propietarios de una empresa (accionistas) tributan por separado de la entidad.

Cualquier empresa puede optar por tributar como una corporación C, incluso las compañías de responsabilidad limitada, las sociedades comerciales y las empresas unipersonales. Básicamente, optar por el tratamiento de una corporación C significa decidir cómo tributará una empresa.

Las corporaciones C también están expuestas al impuesto corporativo sobre las ganancias. En consecuencia, la imposición de los beneficios de las empresas se produce a nivel corporativo y personal, lo que da lugar a una doble imposición.

Corporación C Vs. Corporación S En La Florida – ¿Cuál Es La Diferencia?

A pesar de que las corporaciones C y las corporaciones S comparten algunas similitudes, son diferentes en lo que respecta a los impuestos.

En una corporación C, los propietarios pagan impuestos sobre los ingresos de la empresa primero y luego pagan impuestos de nuevo sobre cualquier ingreso que reciban como propietarios o empleados. Por otro lado, una corporación S no paga impuestos, ya que los propietarios pueden declarar los ingresos de la empresa como ingresos personales.

¿Cuáles Son Las Ventajas De Constituir Una Corporación C En La Florida?

Responsabilidad Civil Limitada

Las corporaciones C son entidades legales separadas, lo que significa que son entidades legales independientes de sus accionistas. Por lo tanto, proporcionan una responsabilidad civil limitada, lo que significa que los propietarios no pueden ser responsables de las deudas y pérdidas de la empresa.

En términos sencillos, los bienes personales de los propietarios y accionistas de una corporación C no corren peligro si la empresa quiebra o fracasa.

Separación Entre La Gestión Y La Propiedad

En las corporaciones C, existe una separación entre la gestión y la propiedad. Por lo general, en este tipo de estructura empresarial, la junta directiva es elegida por los propietarios/accionistas.

Al ser un miembro elegido/nombrado de la junta directiva de una corporación C, cada director corporativo es responsable de supervisar las actividades de la empresa y crear estrategias para proteger los intereses de los accionistas.

Además, las corporaciones C generalmente no tienen restricciones en cuanto a quién puede tener y transferir acciones en la empresa.

Propiedad Extranjera

Florida es uno de los estados con mayor población extranjera de los Estados Unidos, entre la que se encuentra un gran número de empresarios.

Si una empresa es creada en suelo americano íntegramente por personas extranjeras o está interesada en inversores extranjeros, debe optar por tributar como una corporación C.

La tributación pass-through requiere que la propiedad de una empresa sea de residentes estadounidenses, lo que significa que una empresa con propietarios/accionistas extranjeros no es elegible.

Seguro Médico

Otra gran ventaja de las corporaciones C es que pueden pagar un seguro médico en nombre de sus propietarios. Además, no hay límite en las deducciones para el beneficio, lo que significa que los propietarios de una corporación C en la Florida pueden recibir varios beneficios libres de impuestos.

¿Cuáles Son Las Desventajas De Establecer Una Corporación C En La Florida? 

Doble Imposición

La doble imposición se produce cuando una corporación C paga impuestos sobre sus beneficios y luego sus accionistas tienen que pagar impuestos personales sobre las ganancias recibidas de la corporación.

Sin embargo, los propietarios de corporaciones C utilizan varias estrategias para evitar (o al menos mitigar) la doble imposición.

En primer lugar, muchas corporaciones de tipo C retienen los beneficios, lo que significa que no distribuyen ganancias a los propietarios/accionistas. Por tanto, la empresa sólo tributa una vez, a nivel corporativo. En muchos casos, las corporaciones C también optan por pagar a sus propietarios/accionistas con salarios en lugar de dividendos.

Además, no se pueden deducir las pérdidas de una empresa en las declaraciones de impuestos personales.

Más Caras Que Una LLC O Una Sociedad Comercial

Por lo general, las corporaciones C son estructuras más costosas cuando se las compara con las compañías de responsabilidad limitada o las sociedades comerciales. En este sentido, las corporaciones C son más caras de establecer, desarrollar y mantener que otras estructuras empresariales.

Mayores Regulaciones Y Formalidades

En comparación con otras entidades, las corporaciones C están expuestas a muchos más requisitos normativos estrictos.

Prácticamente no hay flexibilidad en la forma en que se puede estructurar una corporación C y existen normas casi fijas que deben cumplirse independientemente de la situación de cada empresa. Es posible señalar la separación entre la propiedad y la gestión como una de las razones que explican este hecho.

En una estructura de corporación C, la administración es responsable de equilibrar los intereses de los accionistas que los eligieron y los mejores intereses de la empresa.

Las corporaciones C están obligadas a celebrar reuniones periódicas entre las juntas directivas y los accionistas, tomando notas detalladas de cada reunión para garantizar que todas las partes rindan cuentas.

Podemos Ayudarle A Encontrar La Estructura Legal Adecuada Para Su Negocio En La Florida

En Jurado & Farshchian, P.L. podemos ayudarle a materializar su plan de negocios y guiarle durante todo el proceso.

Póngase en contacto con nosotros hoy mismo llamando al (305) 921-0440 o enviando un correo electrónico a Romy@jflawfirm.com para programar una consulta.

Loading...