Seleccionar página
¿Quiere convertirse en un inversor por tratado E-2? Si la respuesta es sí, este artículo es para usted. Siga leyendo para aprender lo que necesita saber sobre el proceso de solicitud de la visa E-2 para que pueda determinar si esta visa es la mejor opción para usted.

Lo Que Usted Debe Hacer Para Convertirse En Un Inversor Por Tratado E-2

En primer lugar, definamos qué es un inversor por tratado. En esencia, un inversor por tratado es un individuo que es ciudadano de una nación que tiene un tratado de comercio o navegación con los Estados Unidos y que ha invertido una cantidad sustancial de capital en un negocio estadounidense. En otras palabras, no todo el mundo puede convertirse en un inversor por tratado E-2. La categoría de visado E sólo está disponible para los ciudadanos de ciertas naciones, conocidas como “treaty countries”.   Dependiendo de dónde haya nacido usted, o bien ya ha dado el primer paso para convertirse en un inversor por tratado E-2 o tendrá que darlo antes de solicitar la visa E-2. Si usted nació en un país que cumple los requisitos, entonces ya dio ese paso, y lo hizo incluso antes de respirar por primera vez. Desgraciadamente, si su país de origen no cumple los requisitos, el primer paso que debe dar para convertirse en un inversor por tratado E-2 es hacerse ciudadano de un país que cumpla los requisitos. Si esto suena como un gran paso es porque lo es. Sin embargo, puede ser mucho más fácil de lo que la mayoría de la gente piensa. Hay países firmantes de tratados E-2 en los que es relativamente fácil hacerse ciudadano, ya que ni siquiera es necesario estar presente físicamente y se permite la doble nacionalidad.   Sin embargo, si está considerando hacerse ciudadano de un país E-2, primero debe asegurarse de que la visa E-2 es realmente la mejor opción para usted con la ayuda, por supuesto, de un abogado de inmigración experimentado. La visa E-2 tiene increíbles beneficios; sin embargo, no es la mejor opción para todos. Si usted quiere convertirse en un inversionista por tratado E-2, primero debe asegurarse de que convertirse en un inversionista por tratado E-2 es el paso correcto para usted. El proceso de solicitud de una visa E-2 puede ser complejo, costoso y largo, por lo que debe emprenderlo sabiendo que va en la dirección correcta. Recuerde que su tiempo es su recurso más valioso, así que asegúrese de invertirlo sabiamente.   Una vez que no haya duda de que la visa E-2 es la adecuada para usted y que se haya asegurado de que cumple los requisitos, el siguiente paso es empezar a preparar su solicitud. Hay dos tipos de solicitudes de visa E-2, dependiendo de dónde se solicite. Si ya está en los Estados Unidos con otra visa, puede solicitar un cambio de estatus. Por otro lado, si se encuentra fuera de los Estados Unidos, deberá solicitar un visado E-2 a través del consulado estadounidense en su país de origen. Sea cual sea el caso, siempre es aconsejable trabajar con un abogado de inmigración experimentado, ya que cometer errores tanto en las solicitudes de visa E-2 como en las de estatus E-2 puede ser increíblemente fácil, e incluso el más mínimo error puede dar lugar a un retraso, o peor, a una denegación.   Sin embargo, mientras prepara su solicitud y se asegura de que sea lo más completa posible, hay otro paso fundamental que debe dar o que ya haber dado. En el momento de presentar su solicitud, debe haber realizado una inversión sustancial en una empresa estadounidense o estar en proceso de hacerlo y debe poder aportar pruebas de ello.   La visa E-2 es una visa de inversión, por lo que no es de extrañar que los requisitos relacionados con esta “inversión sustancial” sean los más difíciles de cumplir. A diferencia del programa de visados EB-5, en el que se sabe exactamente cuánto hay que invertir, el visado E-2 no tiene “precio”. La cantidad que tendrá que invertir dependerá del negocio. Si pretende invertir en una empresa existente, su inversión debe ser suficiente para adquirir al menos el 50% del negocio.   Si tiene la intención de crear una nueva empresa desde cero, determinar qué cantidad de capital es “sustancial” es un poco más complicado. Tendrá que determinar cuánto se necesita normalmente para poner en marcha y gestionar con éxito una empresa de tipo y tamaño similares a la que usted está considerando iniciar. Esto, por supuesto, es astronómicamente más fácil cuando se trabaja con un abogado de inmigración experimentado que tiene cientos de solicitudes exitosas de visa E-2 en su haber, como la abogada Romy B. Jurado.   Si desea convertirse en un inversionista por tratado E-2, programe una consulta inicial hoy llamando al (305) 921-0440 o enviando un correo electrónico a Romy@jflawfirm.com.
Loading...