En la Florida, muchas personas deciden pedir un préstamo por varias razones, que incluyen la consolidación de deudas, la compra de un inmueble, la mejora de una vivienda, la compra de electrodomésticos necesarios, la financiación de un vehículo o el pago de gastos de emergencia.

Independientemente de la finalidad de un préstamo, los prestamistas exigen algún tipo de garantía para asegurar el pago. Normalmente, se utiliza un activo tangible para garantizar un préstamo (por ejemplo, un inmueble).

En este artículo, encontrará todo lo que necesita saber sobre los derechos de retención en la Florida.

Derechos De Retención En La Florida – Comprendiendo El Concepto

Básicamente, un derecho de retención es un tipo de derecho de propiedad. Se refiere a una garantía legal ejecutable sobre un activo que ha sido comprometido por un individuo o empresa, generalmente para obtener un préstamo.

En estos casos, el prestatario concede al prestamista una garantía real sobre activos específicos. Por lo tanto, en caso de que el prestatario no devuelva el dinero del préstamo, el prestamista tiene derecho a embargar la propiedad (o al menos una parte de la misma).

Cuando alguien garantiza los intereses de un préstamo, disminuye el riesgo para el prestamista. A cambio, el prestamista puede cobrar un interés más bajo, lo que reduce el coste del capital para el prestatario.

Las operaciones en las que se utiliza un derecho de retención se denominan operaciones garantizadas. Por lo general, varias situaciones requieren préstamos garantizados, entre las que se incluyen las hipotecas, los préstamos comerciales y los préstamos para vehículos.

Derechos De Retención En La Florida – Paso A Paso

El primer paso para conceder un derecho de retención ocurre cuando un individuo/empresa pide prestado dinero a un acreedor después de firmar un acuerdo de garantía.

El acuerdo entre las dos partes implicadas en el préstamo está asegurado por una garantía. Según el Código Comercial Uniforme § 9-102(12), la definición de garantía es:

  • “la propiedad sujeta a un derecho de retención o gravamen agropecuario. El término incluye los productos a los que se aplica un derecho de retención; las cuentas, los efectos mobiliarios, los intangibles de pago y los pagarés que se han vendido; y los bienes que son objeto de una consignación”.

En términos sencillos, una garantía es un activo comprometido como aval para el reembolso de un préstamo y puede ser un bien inmueble, una cuenta bancaria, un vehículo, una cuenta de inversión, una inversión en papel, inventario, etc.

Una vez ejecutado un acuerdo de garantía, la parte garantizada (el prestamista) recibe un derecho de retención sobre la garantía con la que el deudor asegura el préstamo.

En consecuencia, si el deudor no devuelve el préstamo o viola una disposición contenida en el acuerdo de garantía, la parte garantizada tiene derecho a embargar la garantía y venderla para satisfacer la obligación del deudor.

Adjuntar Un Derecho De Retención En La Florida

Adjuntar un derecho de retención es crucial para convertir a los acreedores en una parte garantizada, otorgándoles el derecho legal de tomar posesión de las garantías pignoradas en caso de que los deudores no paguen sus préstamos.

Además, una parte garantizada debe perfeccionar su derecho de retención para asegurar sus derechos legales frente a cualquier reclamación de terceros. Tal y como establece el Código Comercial Uniforme en su artículo 9-203(a):

  • “Un derecho de retención se adhiere a la garantía cuando se convierte en ejecutable contra el deudor con respecto a la garantía, a menos que un acuerdo posponga expresamente el momento del embargo”.

Ejecución De Un Derecho De Retención En La Florida

La ejecución de un derecho de retención frente a un deudor debe seguir requisitos específicos.

Tal y como establece el Código Comercial Uniforme § 9-203(b), un derecho de retención es ejecutable frente a la garantía de un deudor sólo si se ha asignado un valor o si el deudor tiene derechos sobre la garantía o el poder de transferir derechos sobre la garantía a una parte garantizada.

El valor suele darse cuando la entidad prestamista presta dinero al deudor.

Asimismo, el Código Comercial Uniforme § 9-203(b)(3) incluye otras condiciones que pueden desencadenar la aplicabilidad de un derecho de retención. En primer lugar, el deudor debe autentificar el acuerdo de garantía o facilitar al prestamista la posesión o el control de la garantía.

La autentificación del acuerdo de garantía requiere un acuerdo escrito con la firma del deudor y una descripción del activo comprometido utilizado como garantía.

El Código Comercial Uniforme permite que los deudores firmen los acuerdos de garantía electrónicamente.

Otro aspecto esencial de un acuerdo de garantía en la Florida es la razonabilidad. Al describir un activo, el acuerdo no puede utilizar términos genéricos como “todos los bienes personales del deudor”, por ejemplo.

En su lugar, debe proporcionar una descripción detallada de la garantía para identificar lo que se describe con razonabilidad.

Además, si es posible, los deudores pueden tener que proporcionar la posesión de la garantía a la parte garantizada (prestamista). En tal caso, el acuerdo de garantía no requiere autenticación, ya que la parte garantizada ya tiene la posesión de los bienes comprometidos.

Déjese Guiar Por Un Abogado Experto En Materia De Derechos De Retención En La Florida

Las situaciones que implican derechos de retención pueden ser muy complejas y requieren un enfoque especializado. Póngase en contacto con Jurado & Farshchian, P.L. hoy mismo llamando al (305) 921-0440 o enviando un correo electrónico a Romy@jflawfirm.com para programar una consulta.

Loading...