Seleccionar página

Es imposible hablar de establecer un negocio sin hablar de los contratos de arrendamiento de inmuebles comerciales. Por lo general, este tipo de contratos son mucho más complejos que los contratos de arrendamiento de viviendas, lo que exige atención a los detalles y precaución durante las negociaciones.

Este artículo le revelará los fundamentos que debe conocer antes de celebrar un contrato de arrendamiento de inmuebles comerciales en la Florida.

¿Qué Es Un Contrato De Arrendamiento De Un Inmueble Comercial? 

En términos sencillos, un contrato de arrendamiento comercial es un contrato por medio del cual una empresa alquila una oficina u otra propiedad comercial a un propietario. En este contexto, el término «comercial» se refiere al hecho de que el arrendamiento es para actividades comerciales y no para fines residenciales.

Un contrato de arrendamiento comercial representa el papeleo esencial para celebrar un contrato de alquiler con una entidad comercial en la propiedad de un arrendador. Por lo general, las entidades comerciales no tienen la misma protección al consumidor que tiene un residente individual al participar en un contrato de alquiler.

En la Florida, los legisladores estatales asumen que ambas partes de un contrato de arrendamiento comercial (el arrendador y el propietario de la empresa) están bien informadas. Por lo tanto, los inquilinos tienen menos protección al consumidor contra las prácticas engañosas de los arrendadores en estos casos particulares.

Los contratos de arrendamiento comercial tienen términos más variados en comparación con los contratos de arrendamiento residencial, principalmente porque los arrendadores suelen utilizar formularios estándar para los acuerdos que involucran a inquilinos residenciales.

Contrato De Arrendamiento De Inmuebles Comerciales – Explicación De La Terminología

Tras la firma de un contrato de arrendamiento comercial, tanto el arrendador como el inquilino tienen que cumplir varias obligaciones implícitas y expresas dentro del contrato, incluidas las formalidades asociadas a la ejecución del documento.

En un contrato de arrendamiento comercial, el propietario (arrendador) cede el arrendamiento de un inmueble a otra parte, el inquilino (arrendatario). A cambio, el arrendatario pagará al arrendador por el derecho a utilizar el inmueble durante un período preestablecido.

En este sentido, no es extraño ver a entidades corporativas actuando como arrendador o arrendatario en una relación comercial, especialmente en el caso de empresas especializadas en el alquiler de inmuebles.

Tal y como establece la ley estatal (Estatuto §692.01), «cualquier corporación puede ejecutar instrumentos que transmitan, hipotequen o afecten a cualquier interés en tierras mediante instrumentos sellados con el sello común o corporativo y firmados en su nombre por su presidente o cualquier vicepresidente o director general».

Contrato De Arrendamiento De Inmuebles Comerciales – Términos Y Cláusulas

Aunque los términos y disposiciones de un contrato de arrendamiento comercial pueden variar mucho, hay términos específicos que no pueden faltar en ningún contrato de arrendamiento.

En primer lugar, es crucial introducir los nombres de cada una de las partes implicadas en el arrendamiento, una descripción de la propiedad en cuestión, el plazo del arrendamiento, el importe del pago del alquiler y el plazo del depósito de seguridad.

Todo contrato de arrendamiento comercial en la Florida debe incluir una descripción detallada de la propiedad objeto de arrendamiento, lo que incluye información relativa a las zonas comunes, el aparcamiento, etc.

En la mayoría de los casos, los arrendadores prefieren contratos de arrendamiento a largo plazo. Sin embargo, es posible negociar un contrato de arrendamiento a corto plazo con opción de renovación, pero esto puede suponer un aumento significativo del importe del alquiler.

También es fundamental conocer los metros que utiliza el arrendador para calcular el alquiler del inmueble. Durante las negociaciones, es esencial trabajar con un abogado especializado para comprobar todos los detalles y garantizar que no se perjudique al arrendatario.

Por ejemplo, muchos arrendadores incluyen el metraje de los ascensores y de las paredes interiores al calcular el precio del alquiler de un inmueble. También es posible calcular y negociar qué parte del contrato es responsable de otros gastos, como los impuestos sobre la propiedad, el seguro y las reparaciones.

Por lo general, los contratos de arrendamiento comercial prevén un aumento anual del alquiler basado en un porcentaje. Este aumento significa que los arrendatarios potenciales deben estar atentos para evitar costes de alquiler inasumibles en el futuro. Otros términos pueden incluir restricciones de uso por parte del inquilino, modificaciones del alquiler, cláusulas de cesión y subarriendo, requisitos de seguro y cláusulas de mediación/arbitraje.

Una vez que ambas partes han establecido todos los términos del contrato de alquiler, pueden firmarlo para que sea legalmente vinculante.  Tal y como establece la ley de la Florida (Estatutos §689.01), un contrato de arrendamiento comercial con una duración superior a un año debe ser firmado en presencia de dos testigos que lo suscriban.

Contratos De Arrendamiento De Inmuebles Comerciales En La Florida – Podemos Ayudarle

Firmar un contrato de arrendamiento de bienes raíces comerciales sin saber qué términos y cláusulas se aceptan es un gran error. La abogada Romy B. Jurado Esq. es una abogada especializada que le proporcionará toda la orientación necesaria.

No pierda tiempo con la incertidumbre. Póngase en contacto con nosotros hoy llamando al (305) 921-0440 o enviando un correo electrónico a Romy@jflawfirm.com para programar una consulta.

Loading...