En el mundo de los negocios, las pequeñas empresas tienen que enfrentarse a una competencia despiadada la mayoría de las veces. Sin embargo, es imposible tener un mercado libre sin garantizar el juego limpio entre las diferentes empresas.

Es fundamental garantizar que la relación comercial entre las distintas empresas pueda funcionar libremente, sin que terceros se entrometan en sus asuntos comerciales.

En este artículo, descubrirá cómo reaccionar en caso de una relación comercial de interferencia tortuosa.

Interferencia Tortuosa – El Concepto

El concepto jurídico que subyace al término “interferencia tortuosa” se refiere a un tipo de agravio de derecho común en el que una parte puede presentar una reclamación por daños y perjuicios contra otra que ha interferido injustamente en las relaciones comerciales del demandante.

En este sentido, una interferencia tortuosa no se considera un acto criminal, por lo que la parte nombrada en una demanda de este tipo no se enfrentará a sanciones penales en función de la decisión del tribunal que maneje el caso. En cambio, en caso de que el tribunal decida a favor de la demanda de interferencia tortuosa de un demandante, el demandado tendrá que pagar una indemnización por daños y perjuicios.

Normalmente, la parte responsable en una demanda por interferencia tortuosa es un competidor de una de las partes implicadas en una relación contractual o comercial.

Interferencia Tortuosa – Explicación Detallada

En términos sencillos, una interferencia tortuosa ocurre cuando alguien trabaja activamente para socavar los esfuerzos de otra persona en una relación comercial, incluso hasta el punto de robarle oportunidades y asociaciones.

Por ejemplo, digamos que un determinado proveedor (A) en la Florida ha acordado vender 40.000 pen drives a un minorista especializado en productos electrónicos. La negociación se fijó en 70 centavos por pen drive.

Supongamos que un negocio competidor del proveedor de productos electrónicos (A) se entera del acuerdo y habla con los representantes del minorista, argumentando que 70 centavos es un precio demasiado alto y que ellos pueden ofrecerle lo mismo pero por 45 centavos por pen drive.

A continuación, el minorista incumple el acuerdo como consecuencia de la mala influencia de la competencia, lo que supone una pérdida para el proveedor (A). El proveedor original, como era de esperar, tiene un contrato escrito con el minorista y reacciona demandando al competidor por interferencia tortuosa.

Otro ejemplo de interferencia tortuosa es cuando una empresa o un empresario comienza a difundir mentiras sobre un competidor para perjudicar sus actividades comerciales.

Por ejemplo, supongamos que el propietario de un restaurante empieza a difundir que un restaurante rival tiene un bajo nivel de higiene. Si la afirmación es falsa, el propietario del restaurante está dañando la reputación de su competidor y puede enfrentarse a una demanda por interferencia tortuosa.

Diferentes Tipos De Interferencia Tortuosa

Existen dos tipos de denuncias por interferencia tortuosa en la Florida:

  • Cuando relaciones comerciales ventajosas se ven perjudicadas por las acciones de un tercero, y
  • Cuando se incumplen relaciones contractuales.

La existencia de un contrato escrito hace que esta última sea más fácil de probar en un tribunal. Por lo general, los casos de interferencia tortuosa en relaciones comerciales ventajosas requieren pruebas de negociaciones, tratos comerciales y contratos pasados.

En estos casos, el demandante debe aportar pruebas sólidas que demuestren que las ventajas esperadas de la relación comercial en cuestión eran realistas.

Por ejemplo, un demandante podría demostrar y probar la existencia de transacciones comerciales regulares con el tercero en el pasado, lo que generó una expectativa de que la relación comercial continuaría de manera similar.

¿Interferencia Tortuosa Cuáles Son Los Elementos Que Conforman La Interferencia Tortuosa?

A la hora de aportar pruebas que garanticen el éxito de una demanda por interferencia tortuosa en la corte, ambos tipos de demandas por interferencia tortuosa mencionados anteriormente tienen requisitos similares que deben cumplirse.

Es crucial determinar la relación entre el demandante, el demandado y el tercero.

Por ejemplo:

  • La existencia de un contrato/relación comercial válida entre el demandante y la otra parte.
  • El presunto demandado era consciente de la existencia de un contrato/relación comercial.
  • Aun siendo consciente de la relación contractual/empresarial entre las dos partes, el demandado instigó deliberadamente a una de las partes a poner fin a la relación o hizo algo que perjudicó la relación o condujo al incumplimiento de un contrato.

Además, cuando no hay justificación legal para las acciones del demandado y el demandante sufrió daños como resultado directo de las fechorías del demandado, puede haber un argumento a favor de la interferencia tortuosa.

Además, ambos tipos de interferencia tortuosa requieren pruebas de que las acciones del demandado fueron intencionadas. En este sentido, la parte demandada en un caso de interferencia tortuosa puede intentar demostrar que estaba simplemente compitiendo, sin intención de hacer daño.

Podemos Ayudarle a Presentar Denuncias Por Interferencia Tortuosa En La Florida 

Si usted cree que tiene un caso potencial que involucra una demanda por interferencia tortuosa, no necesita perder su tiempo ni su dinero innecesariamente. En Jurado & Farshchian, P.L., tenemos un equipo de abogados experimentados que lo guiarán.

No pierda tiempo y póngase en contacto conmigo, la abogada Romy B. Jurado, hoy mismo llamando al (305) 921-0440 o enviando un correo electrónico a Romy@jflawfirm.com para programar una consulta.

 

Loading...