Seleccionar página

En los Estados Unidos, cada estado tiene una legislación ligeramente diferente en cuanto a las restricciones que se aplican a la competencia comercial.

Un buen ejemplo son los acuerdos de no competencia, los cuales los legisladores consideran una forma legítima de evitar la competencia desleal entre un empleado y su antigua empresa durante un determinado período después de su contratación.

Los estados con un enfoque más regulador (por ejemplo, California) tienden a limitar la aplicabilidad de los acuerdos de no competencia, basándose en que este tipo de pacto restrictivo es demasiado severo.

Otros estados, como la Florida, consideran que los acuerdos de no competencia son válidos, siempre que las cláusulas sean razonables. No obstante, algunos legisladores consideran que, en determinadas situaciones, los acuerdos de no competencia pueden violar las leyes antimonopolio estatales y federales.

En este artículo, le ofrecemos una guía sobre los acuerdos de no competencia y las leyes antimonopolio.

Acuerdos De No Competencia Y Leyes Antimonopolio

Para quienes no lo sepan, las leyes antimonopolio se refieren a varias leyes gubernamentales federales y estatales que regulan la conducta y la organización de las corporaciones comerciales.  Entre las más destacadas se encuentran la Ley Sherman de 1890, la Ley Clayton de 1914 y la Ley de la Comisión Federal de Comercio de 1914.

Desde sus inicios, las leyes antimonopolio se crearon para proteger la libertad económica y promover la competencia leal en el mercado estadounidense. Aunque muchos creen que las leyes antimonopolio son un mero acto de castigo hacia las grandes empresas y corporaciones, no es así.

Por otro lado, los acuerdos de no competencia son contratos entre partes (normalmente, un empresario y un empleado), en los que una de las partes se compromete a no competir con la otra en determinadas condiciones (duración, área geográfica, etc.).

Aunque los acuerdos de no competencia siguen siendo una opción válida para los empresarios de la Florida, éstos deben redactarse con cuidado para evitar cualquier violación de las leyes antimonopolio.

¿Puede Un Acuerdo De No Competencia Violar Una Ley Antimonopolio?

Hoy en día, las violaciones antimonopolio más comunes son los acuerdos que restringen severamente la competencia y promueven la creación de un monopolio. Dependiendo de la situación y de las cláusulas, un acuerdo de no competencia podría entrar en la primera categoría.

En primer lugar, las leyes antimonopolio se diseñaron para proteger el mercado de los monopolios, los cuales se caracterizan por la ausencia de competencia y juego limpio entre las distintas empresas.

En este sentido, es muy importante tener cuidado al redactar un acuerdo de no competencia, ya que un pacto restrictivo de este tipo podría dar lugar a una baja competitividad y a restricciones abusivas dentro de un determinado ámbito.

Sin duda, los empresarios necesitan salvaguardar intereses comerciales como secretos comerciales y listas secretas frente a la competencia. Sin embargo, cualquier acuerdo de no competencia que contenga términos demasiado restrictivos no contribuirá al entorno económico a nivel general.

La Clave Es La Razonabilidad

En la Florida, los acuerdos de no competencia se consideran aplicables por ley. En consecuencia, los tribunales tienden a ser más favorables a las empresas, siempre que las cláusulas contenidas en los acuerdos cumplan los criterios de razonabilidad.

Para ser considerado válido y aplicable en la Florida, un acuerdo de no competencia debe tener un alcance razonable.

El primer factor a considerar es la duración. Cualquier restricción de 6 meses o menos se considera presuntamente razonable, mientras que las restricciones de más de 2 años se presumen irrazonables.

Sin embargo, algunos tribunales de la Florida han hecho cumplir restricciones de hasta 2 años en algunas ocasiones, sin siquiera cuestionar la razonabilidad de los acuerdos que se estaban revisando, por lo que es crucial considerar las singularidades y circunstancias asociadas a cada caso.

En segundo lugar, es fundamental prestar atención al área geográfica restringida. En la Florida, estas cláusulas pueden estar determinadas por condado, distancia o área geográfica. Los empleadores no deben poner restricciones en áreas en las que no realizan actividades comerciales.

Circunstancias Extrañas

Hay situaciones en las que empleados sujetos a acuerdos de no competencia tienen ciertas habilidades o competencias que son escasas. En consecuencia, la monopolización de estas habilidades o competencias perjudicaría el interés del público en general.

A modo de ejemplo, supongamos que sólo hay 10 médicos en una zona geográfica determinada. Cinco de estos médicos firmaron acuerdos de no competencia con diferentes hospitales y clínicas privadas.

Un día, se produce una inmensa inundación que afecta negativamente a la población local y aumenta drásticamente la necesidad de atención médica.

En tal caso, cualquiera de estos acuerdos de no competencia no sería aplicable dado el interés del público en el servicio prestado por los médicos.

Podemos Ayudarle A Lidiar Con Acuerdos De No Competencia En La Florida

Lidiar con un acuerdo de no competencia en la Florida puede ser complejo y puede llevar mucho tiempo, así que no pierda tiempo.

Póngase en contacto conmigo, la abogada Romy B. Jurado, hoy mismo llamando al (305) 921-0440 o enviando un correo electrónico a Romy@jflawfirm.com para programar una consulta.

Loading...