Seleccionar página
La diferencia entre los empleados y los contratistas independientes tiene importantes implicaciones que los empleadores deben conocer. La Ley de Normas Laborales Justas (o FLSA por sus siglas en inglés) es una de las principales razones por las que esta distinción es importante, ya que se aplica exclusivamente a los empleados. En otras palabras, los contratistas independientes no están protegidos por la FLSA. Si usted es un empleador, es fundamental que entienda la diferencia entre estas dos clasificaciones con el fin de 1) asegurarse de que su negocio cumple con la FLSA, y 2) evitar la clasificación errónea de un contratista independiente como empleado, lo que daría lugar a que el Departamento de Trabajo le acuse de una violación de la FLSA.

La Diferencia Entre Los Empleados Y Los Contratistas Independientes Es Importante

Como se mencionó anteriormente, la Ley de Normas Laborales Justas sólo se aplica a los trabajadores clasificados como empleados. En esencia, el propósito de la FLSA es proteger a los empleados de problemas relacionados con las horas extraordinarias y los salarios, proporcionando una definición explícita para los casos en que los empleados están %22on the clock%22 y estableciendo que los empleadores deben pagar a los empleados no exentos las horas extraordinarias cuando trabajan más que el número típico de horas en una semana de trabajo. Además, la FLSA garantiza, entre otras muchas cosas, que los empleados reciban el salario mínimo federal. Sin embargo, dado que la FLSA se aplica exclusivamente a los empleados, innumerables trabajadores de todo Estados Unidos no están protegidos, ya que los contratistas independientes constituyen una parte importante del total de la fuerza laboral estadounidense. Los agentes inmobiliarios, blogueros, videógrafos y corredores de bolsa son sólo algunos de los trabajadores que entran en la categoría de contratistas independientes.

Lo Que Hay Que Saber Sobre La Clasificación De Los Trabajadores

En 2020, el Departamento de Trabajo presentó una propuesta de un nuevo método para determinar quién debe ser clasificado como contratista independiente, el cual implica considerar una serie de factores en un análisis caso por caso que debe tener en cuenta las circunstancias únicas de cada trabajador de manera individual. Con este nuevo método, el Departamento de Trabajo aplicará una prueba conocida como %22prueba de realidad económica%22 para clasificar a los trabajadores. Esta prueba es esencialmente una herramienta que ayudará a analizar la situación de un trabajador con respecto a su grado de dependencia de su empleador. La prueba tendrá en cuenta dos factores %22primarios%22 y tres %22secundarios%22 para realizar este análisis. Por supuesto, los factores primarios tendrán mucho más peso que los secundarios. La prueba de realidad económica, sin embargo, puede ser bastante compleja y aplicarla no es fácil. Por ello, los empresarios de la Florida deben contratar a un abogado laboralista experimentado si tienen alguna duda sobre la clasificación de alguno de sus trabajadores. Recuerde que cometer un error al clasificar a uno de sus trabajadores puede tener graves consecuencias, por lo que es mejor dejar que un experto lo haga por usted. Esto no sólo lo mantendrá a usted y a su negocio fuera de problemas legales, sino que también asegurará que sus empleados obtengan los beneficios a los que tienen derecho según la FLSA.

Póngase En Contacto Con Un Abogado Laboral De La Florida Para Obtener Más Información

La diferencia entre los empleados y los contratistas independientes es extremadamente importante en el mundo de los negocios. Si un determinado trabajador es un empleado o un contratista independiente de acuerdo con el Departamento de Trabajo, esto tiene importantes implicaciones legales. Por lo tanto, en lugar de arriesgarse a clasificar a un trabajador de forma incorrecta, considere la posibilidad de trabajar con un abogado laboral que pueda ayudarle a asegurarse de que cada persona que contrate esté correctamente clasificada. La abogada Romy B. Jurado y su equipo de abogados laborales altamente cualificados y experimentados están a sólo una llamada de distancia. Ellos podrán ayudarle sin importar lo que usted necesite. Póngase en contacto con la abogada Romy B. Jurado hoy llamando al (305) 921-0440 o enviando un correo electrónico a Romy@jflawfirm.com.
Loading...