Seleccionar página

Sí, no registrar una marca comercial es una mala idea. Aunque el registro de una marca no es técnicamente un requisito legal, debería serlo. Desgraciadamente, algunos empresarios deciden no registrar sus marcas en la Oficina de Patentes y Marcas de los Estados Unidos (USPTO, por sus siglas en inglés) por diversas razones. Esto es un gran error. En este artículo, discutiremos las razones por las que algunos propietarios de negocios de la Florida deciden no solicitar el registro de sus marcas y destacaremos las razones por las que usted nunca debería siquiera considerar hacer lo mismo.

Por Qué Algunos Empresarios Deciden No Registrar Sus Marcas

Hay muchas razones por las que un empresario puede decidir no registrar sus marcas en la USPTO. A menudo, recibir el consejo equivocado de la persona equivocada o incluso leer el artículo equivocado en Internet puede ser suficiente para que un empresario inexperto piense que no necesita registrar sus marcas. Las dos razones principales para ello son el tiempo y el dinero, y ambas cosas están estrechamente relacionadas. Cuando sus fondos son limitados, también lo es su tiempo, lo que puede llevarle a querer tomar atajos.

Desgraciadamente, el proceso de registro de marcas comerciales es una de esas cosas que no resulta atractiva para la mayoría de los empresarios primerizos. La razón es que las marcas no registradas ofrecen un cierto nivel de protección legal. Cuando una empresa empieza a utilizar una determinada marca en el comercio, la ley le otorga automáticamente ciertos derechos. Además, las marcas no registradas requieren menos tiempo y son menos costosas, lo que las hace más atractivas para los empresarios primerizos que tienen un presupuesto ajustado.

Cuando se registra una marca en la USPTO, hay que pagar una tasa de presentación y el proceso puede durar meses. Además, si comete un mínimo error en la solicitud, la USPTO la anulará y el solicitante tendrá que volver a empezar.

No obstante, aunque el proceso de registro de marcas comerciales no es muy atractivo si se tienen tiempo y capital limitados, renunciar a él podría costar mucho más en el futuro, ya que usted podría acabar teniendo que luchar en los tribunales por el derecho a utilizar sus marcas, lo cual no es barato.

Los Peligros De No Registrar Una Marca

Aunque no registrar una marca puede parecer una buena idea cuando se está empezando y se dispone de fondos y tiempo limitados, es una decisión de la que probablemente se arrepentirá en un futuro próximo, en cuanto su negocio empiece a crecer. No registrar una marca es simplemente una mala idea. Una marca no registrada no tiene el mismo nivel de protección contra las infracciones que tienen las marcas registradas. Una de las formas más importantes en las que la protección concedida a una marca no registrada está limitada es geográficamente. Una marca no registrada sólo pertenece a su usuario dentro de un área geográfica específica. El registro, por el contrario, protege a una marca en todo el país. Cuando usted registra una marca en la USPTO, automáticamente la hacen accesible a cualquier persona en los Estados Unidos, permitiéndoles saber: 1) que no está disponible, y 2) que usted es el dueño.

Puedo Ayudarle A Registrar Todas Sus Marcas

Las infracciones de marcas son mucho más comunes de lo que la mayoría de la gente piensa. La mejor manera de proteger su negocio es registrar cada una de sus marcas en la USPTO. Aunque no es la opción más rápida ni la más barata, le ayudará a ahorrar mucho dinero y tiempo en el futuro. En lo que se refiere a la propiedad intelectual, debe hacer todo lo que esté en su mano para maximizar la eficacia de sus estrategias de protección; de lo contrario, podría acabar perdiendo sus marcas a manos de un infractor, causando un daño irreparable a su negocio. Así que hágase un favor a sí mismo y a su empresa y considere la posibilidad de registrar sus marcas.

Si no sabe por dónde empezar, no se preocupe, puedo ayudarle. Póngase en contacto hoy mismo y deje que me encargue de todo. Llámeme al (305) 921-0440 o envíeme un correo electrónico a Romy@jflawfirm.com para programar una consulta.

Loading...