Evitar los errores más comunes en la formación de empresas puede ser fácil si se trabaja con personas que sepan en qué fijarse, como un abogado especializado en la formación de empresas como yo. De hecho, al contratar a un abogado con experiencia para que le ayude a formar su nueva empresa, evitará el mayor error de formación de empresas que existe: no pedir ayuda.

Para la mayoría de la gente, la creación de un nuevo negocio puede ser uno de los momentos más emocionantes; sin embargo, el proceso puede convertirse rápidamente en una pesadilla. Cometer errores durante el proceso de creación de una empresa es increíblemente fácil, y las consecuencias de esos errores pueden ser desastrosas. Siga leyendo para saber cuáles son los errores más comunes en la creación de empresas y qué puede hacer para evitarlos.

Los Errores Más Comunes En La Formación De Empresas

  • Apresurarse

Una de las etapas más importantes del proceso de creación de una nueva empresa es la fase de planificación. Esta es la parte del proceso en la que se determina cómo funcionará el negocio, qué tipo de estructura empresarial se elegirá, quién gestionará el negocio, qué tipos de productos y/o servicios se ofrecerán, cómo se comercializarán y, por supuesto, cuánto costará todo lo anterior, entre muchos otros aspectos vitales.

Muchos dueños primerizos de negocios se apresuran en este proceso porque están ansiosos por iniciar sus operaciones y no saben lo perjudicial que puede ser precipitarse. No tomarse su tiempo durante esta etapa es la mejor manera de encaminarse hacia el fracaso.

  • No Tener Suficientes Contratos

Una de las lecciones más importantes que aprenderá como propietario de un negocio es que los contratos lo son todo. Si algo relacionado con su negocio no está en un contrato, no existe. La forma más fácil de hacer fracasar su negocio es no tener todo por escrito. Todos los acuerdos que haga deben estar por escrito, por muy insignificantes que parezcan. En toda relación comercial, tanto las obligaciones de las partes como las consecuencias de no cumplirlas deben estar claras desde el principio.

Sin embargo, no tener suficientes contratos es sólo uno de los errores que cometen los empresarios inexpertos cuando hacen tratos; el otro es no contratar a un abogado para que revise/redacte sus contratos. Celebrar contratos mal redactados puede ser mucho peor que no tener contratos, ya que las partes pueden acabar teniendo que visitar un lugar que nadie quiere visitar: un juzgado.

  • Sobrestimar

Independientemente del tamaño de su empresa y de la cantidad de capital que haya invertido en ella, es fundamental que establezca expectativas realistas. Por supuesto, puede aspirar a llegar a la luna; sin embargo, primero debe aprender a aterrizar en ella. Morder más de lo que se puede masticar puede tener consecuencias catastróficas. Incluso las grandes corporaciones cometen este error en ocasiones. A la hora de crecer, la proporción entre ambición y razonabilidad es un factor clave.

  • No Tener Estrategias De Protección De Propiedad Intelectual

Proteger sus creaciones es uno de los pasos más cruciales que debe dar cuando dirige una empresa en los Estados Unidos. Antes de crear su nueva empresa, debe investigar sobre sus marcas y otros tipos de propiedad intelectual para asegurarse de que realmente le pertenezcan. En el mundo empresarial, por muy original que crea que es una idea, puede que a alguien se le haya ocurrido primero.

Una vez que se haya asegurado de que su propiedad intelectual le pertenece realmente, debe tomar medidas para protegerla. La mejor manera de hacerlo es contratar a un abogado especializado en propiedad intelectual para que cree una estrategia sólida de protección de propiedad intelectual para su empresa. Yo puedo ser ese abogado.

  • Trabajar Solo

Como se ha mencionado anteriormente, el mayor error que se puede cometer al crear un nuevo negocio es tratar de hacerlo solo, sin la ayuda de profesionales experimentados. Esto casi siempre lleva al desastre. ¿Por qué? Porque la redacción de contratos, la protección de propiedad intelectual y la constitución de la nueva entidad empresarial no es lo único que hay que tener en cuenta a la hora de crear una nueva empresa.

También hay que tomar medidas para asegurarse de no acabar en problemas legales en el futuro. En otras palabras, tiene que asegurarse de que cumple todos los requisitos legales asociados al proceso de creación de su nueva empresa. Ahí es donde entra en juego un abogado con experiencia como yo. Puedo ayudarle a asegurarse de que usted y su empresa no tengan problemas legales.

Para saber cómo, póngase en contacto conmigo hoy mismo llamando al (305) 921-0440 o enviándome un correo electrónico a Romy@jflawfirm.com.

Loading...