Seleccionar página

La mayoría de las personas no entienden las principales diferencias entre el litigio y el arbitraje, así que haré todo lo posible para explicar lo que es cada uno de estos métodos de resolución de disputas, lo que no son, cómo funcionan y cómo elegir el método correcto para cada caso.

Entendiendo El Arbitraje

El arbitraje se ha convertido en un método de resolución de disputas muy popular en los últimos años. Sin embargo, la mayoría de la gente no tiene una comprensión clara de lo que es o cómo funciona exactamente.

Esencialmente, el arbitraje es un proceso en el que se acuerda que partes contendientes sometan su disputa a una o más personas neutrales, conocidas como árbitros, que revisarán el caso, escucharán a ambas partes y tomarán una decisión vinculante con respecto a la disputa.

Las Ventajas Del Arbitraje

La principal ventaja del arbitraje es que es mucho menos costoso y largo que un litigio. Sin embargo, hay muchas otras características que lo convierten en un método muy eficaz de resolución de conflictos, como el hecho de que es consensuado, es decir, que sólo puede producirse si ambas partes están de acuerdo.

Otro aspecto positivo del arbitraje es que es confidencial, a diferencia de un juicio. Además, cuando una disputa se resuelve a través del arbitraje, las partes pueden elegir al árbitro o árbitros. Pueden elegir un solo árbitro u optar por un comité arbitral de tres personas, en cuyo caso cada parte nombra a un árbitro, y luego los dos árbitros designados eligen a una tercera persona que será el presidente del comité arbitral.

El Proceso De Arbitraje

En esencia, el proceso de arbitraje es una reunión informal en la que una persona neutral escucha las pruebas presentadas por dos partes contendientes, tras lo cual el árbitro toma una decisión final y vinculante sobre la disputa. En la Florida, el arbitraje puede ser negociado y acordado por las partes en conflicto.

Sin embargo, también puede ser obligatorio si dos partes contendientes firmaron un contrato que contenía una cláusula de arbitraje. En este caso, si surge una disputa, aunque una de las partes decida acudir a los tribunales, al examinar el contrato que las partes firmaron, el tribunal aplicará el arbitraje obligatorio.

Las Principales Diferencias Entre El Litigio Y El Arbitraje

Tiempo

Una de las principales razones por las que el arbitraje se ha hecho tan popular en los últimos años es lo rápido que puede ser el proceso en comparación con el litigio. Por lo general, el arbitraje requiere mucho menos tiempo porque las partes en conflicto no tienen que esperar a que un tribunal ocupado tenga tiempo para escuchar su caso. En los litigios, lo que más se hace es esperar, y los casos pueden estar sin resolver durante meses o incluso años.

Además, las apelaciones no son tan comunes en el arbitraje como en el litigio, lo que también contribuye a la rapidez del proceso.

Finalidad

Las decisiones que se toman en el arbitraje son definitivas y vinculantes. Si usted pierde una disputa a través del arbitraje y decide apelar la decisión, probablemente no llegará a ninguna parte, ya que los tribunales sólo pueden revocar una decisión tomada por un árbitro si hay pruebas sólidas de fraude o corrupción.

Por lo tanto, si está considerando resolver una disputa a través del arbitraje pero piensa que probablemente querrá apelar la decisión si termina perdiendo, entonces el litigio es una mejor opción para usted.

Privacidad

Otra de las principales diferencias entre el litigio y el arbitraje es la privacidad. Nadie quiere verse envuelto en una pelea. Sin embargo, cuando pelear es la única opción, uno no quiere que se haga público. Las disputas resueltas a través del litigio tradicional se convierten en un hecho público, mientras que las disputas resueltas a través del arbitraje no lo son; son confidenciales.

¿Está Usted En Medio De Una Disputa? Puedo Ayudarle A Resolverla

Si se encuentra en medio de una disputa, puedo ayudarle a encontrar la mejor manera de resolverla. Si la otra parte quiere llevarle a los tribunales, puedo negociar en su nombre y conseguir que acepte resolver la disputa mediante arbitraje, lo que le ahorrará mucho tiempo y dinero. Luego, le representaré durante todo el proceso de arbitraje.

Además, si está por firmar un contrato, puedo negociar una cláusula de arbitraje obligatorio para garantizar que cualquier disputa que surja se resuelva mediante arbitraje. Sin embargo, si el litigio es la única opción, trabajaré tan duro como pueda para representarlo, protegerlo durante todo el proceso y hacer todo lo que esté a mi alcance para asegurarme de que gane.

Llámeme hoy al (305) 921-0440 o envíeme un correo electrónico a Romy@jflawfirm.com para programar una consulta inicial y conocer más sobre mis servicios.

Loading...