Seleccionar página

En la Florida, la forma tradicional de llevar a cabo una sucesión es a través del proceso de administración formal, el cual comienza con una petición de apertura de sucesión y el nombramiento de un representante personal (también conocido como albacea).

Por otro lado, la administración de sumario es un tipo de sucesión que no requiere el nombramiento de un representante personal, lo que ayuda a agilizar el proceso, haciéndolo menos lento y más barato.

En este artículo, descubrirá cuáles son las diferencias entre la administración formal y la administración de sumario.

Administración De Sumario Vs. Administración Formal – ¿Cuándo Es Necesaria Cada Una?

En el estado de la Florida, una administración formal es necesaria cuando una persona fallece:

  • con bienes únicamente a su nombre sin una disposición de pago por fallecimiento o copropietarios, o
  • con bienes inmuebles que no tengan una disposición de supervivencia.

En estos casos, las propiedades de la persona fallecida se abren en un tribunal. A continuación, la persona que presenta el caso (también conocida como solicitante) pide al tribunal que dicte una orden para distribuir los bienes a los legítimos beneficiarios.

Aunque la mayoría de las personas buscan evitar la administración formal en los casos que involucran una sucesión, sólo hay dos maneras en que un patrimonio puede calificar para el proceso de administración de sumario en la Florida:

Si el difunto falleció hace más de dos años; o

Si el valor total del patrimonio del difunto sujeto a sucesión es de 75.000 dólares o menos.

Hay varias variables a tener en cuenta a la hora de elegir entre estos dos tipos de administración. Es esencial recordar que cada caso de sucesión es diferente, aunque las diferencias puedan parecer pequeñas.

Independientemente de las circunstancias, le recomendamos encarecidamente que busque la ayuda de un abogado especializado para que evalúe adecuadamente sus opciones.

Administración De Sumario – Entendiendo El Concepto

Hay varias ventajas asociadas con la administración de sumario, incluyendo un marco de tiempo más corto que el de la administración formal, con procedimientos que duran entre 3 y 6 meses.

Además, la administración de sumario es menos costosa que la administración formal y también menos complicada, ya que se requiere menos documentación.

Sin embargo, esto no significa que esta opción sea perfecta para todos los casos. En primer lugar, hay que tener en cuenta la totalidad de los bienes del difunto antes de solicitar una administración de sumario.

Si opta por la administración de sumario, tenga en cuenta que no se nombrará oficialmente a un representante personal. El representante personal de una sucesión está autorizado a solicitar cualquier información relativa a los bienes del difunto.

Por lo tanto, dentro de una administración de sumario, puede ser un reto solicitar información sobre los bienes del difunto si no se es un representante personal. Esto sucede porque las instituciones están obligadas legalmente a retener este tipo de información, excepto para los representantes personales.

En caso de que haya un testamento en el que se nombre a un representante personal, la situación no se resolverá hasta que el tribunal dicte una orden en la que se designe oficialmente a la persona nombrada como representante del difunto.

Además, una administración de sumario no proporcionará cartas de administración. 

Administración Formal – Entendiendo El Concepto

La administración formal requiere pasos adicionales, como el pago a acreedores, la distribución de los bienes del difunto a los beneficiarios y el cierre de la sucesión.

Sin embargo, a diferencia de la administración de sumario, se nombra un representante personal y se le da la autoridad para obtener información sobre el patrimonio del difunto.

El representante personal tiene autoridad para tratar con los acreedores del difunto para negociar cualquier reclamo existente y para rechazar los reclamos que no sean válidos. El representante personal es la única persona que tiene capacidad para defender la sucesión legalmente (lo que no es posible en una administración de sumario).

En caso de que haya que tratar con bancos y entidades financieras, una administración formal proporcionará las cartas de administración necesarias. Tenga en cuenta que algunas entidades financieras requieren órdenes separadas para entregar los bienes de un difunto.

Sin embargo, la administración formal es un procedimiento más largo que dura entre 6 y 18 meses. Además, requiere más dinero y esfuerzo que una administración de sumario.

Administración De Sumario Vs. Administración Formal – ¿Cuánto Hay Que Pagar?

Normalmente, los costes asociados a una administración de sumario en la Florida son de entre 400 y 500 dólares.

Es importante notar que otros gastos como los certificados de defunción originales, los costos de traducción, las copias certificadas de documentos legales de otro estado o país, entre otros, pueden aumentar el monto a pagar.

Los costes asociados a una administración formal en la Florida comienzan en 500 dólares, lo que incluye los costes de publicación.

Administración De Sumario Vs. Administración Formal En La Florida- Puedo Ayudarle

No pierda tiempo a la hora de decidir entre la administración de sumario y la administración formal en la Florida. En Jurado & Farshchian, P.L. tenemos abogados que le guiarán e instruirán de acuerdo a su caso.

Póngase en contacto conmigo, la abogada Romy B. Jurado, hoy mismo llamando al (305) 921-0440 o enviando un correo electrónico a Romy@jflawfirm.com para programar una consulta.

Loading...