Un contrato de arrendamiento es un acuerdo legalmente vinculante, lo que significa que es prácticamente imposible romperlo sin afrontar consecuencias. La situación puede ser aún más compleja cuando un contrato implica un plazo de arrendamiento específico sobre una propiedad comercial.

Sin embargo, supongamos que usted necesita saber cómo salirse de un contrato de arrendamiento comercial en la Florida. En ese caso, se explorarán algunas soluciones a continuación.

Contrato De Arrendamiento Comercial En La Florida

Un contrato de arrendamiento comercial es un acuerdo entre un arrendador y una empresa para alquilar una propiedad con fines comerciales (por ejemplo, un edificio de oficinas). Dentro de los términos y disposiciones del contrato, los propietarios de la empresa deben acordar un plazo específico de arrendamiento.

Por lo tanto, si las cosas no suceden como se esperaba y los empresarios necesitan salir del contrato de arrendamiento, el proceso no es tan sencillo como devolver las llaves al propietario y cerrar las puertas después de abandonar la propiedad.

Tales situaciones requieren un enfoque estratégico, lo que significa que es crucial buscar la orientación de un abogado experto en negocios antes de tomar una decisión.

Soluciones Factibles Para Salir De Un Contrato De Arrendamiento Comercial En La Florida

Preste Atención Al Contrato – Cláusulas De Terminación Anticipada

En primer lugar, es fundamental prestar atención al acuerdo de arrendamiento antes y después de firmar el documento. Esto se debe a que un contrato de arrendamiento puede contener una cláusula de terminación anticipada o de ruptura, en algunos casos.

Por lo general, las cláusulas de salida anticipada no son habituales en los contratos de arrendamiento comercial. Aun así, es posible negociar su inclusión en un contrato antes de firmarlo.

Es fundamental prestar atención a la redacción utilizada en la cláusula de salida anticipada, ya que debe ser muy específica. Cuanto más detallada y precisa sea, mejor. Por ejemplo, una cláusula de rescisión ideal estaría redactada como:

“El inquilino podrá rescindir anticipadamente el contrato sólo después del primer año”.

La inclusión de una cláusula de rescisión anticipada en un contrato de arrendamiento comercial puede acarrear algunos gastos. Normalmente, los inquilinos que rescinden un contrato antes de tiempo tienen que pagar los costes asociados a la finalización prematura del contrato, incluyendo los gastos legales.

La Comunicación Es Crucial – Abandonar El Contrato De Arrendamiento Con El Arrendador

Una buena opción para rescindir anticipadamente un contrato de alquiler comercial es comunicarse con el arrendador y pedirle que renuncie al contrato. En este proceso, tanto el inquilino como el arrendador acuerdan poner fin al contrato.

Aunque el arrendador no tiene ninguna obligación legal de aceptar la renuncia, vale la pena intentar resolver las cosas de la forma más sencilla posible. Sin embargo, puede que no sea gratis, ya que el arrendador puede pedir una cuota de rescisión como compensación por la ruptura anticipada del contrato de arrendamiento.

Supongamos que el arrendador está de acuerdo en renunciar al contrato de arrendamiento comercial. En ese caso, lo ideal es documentar la decisión en una escritura de renuncia.

Los inquilinos que tienen un contrato de arrendamiento registrado en el título de propiedad también deben registrar el formulario de renuncia de arrendamiento adecuado, que eliminará el contrato de arrendamiento del título de propiedad.

La renuncia al contrato de arrendamiento pone fin a las obligaciones legales del inquilino, aunque puede obligarle a pagar los costes legales del arrendador.

Encontrar Un Nuevo Inquilino Que Acepte La Cesión Del Contrato De Arrendamiento

Otra opción factible es ceder el contrato de arrendamiento, transfiriendo los derechos y obligaciones del mismo a un nuevo inquilino. No obstante, este proceso necesitará el consentimiento del arrendador.

Además, el contrato de arrendamiento debe establecer los requisitos que deben cumplirse antes de que el arrendador acepte ceder el contrato a un nuevo inquilino.

Una vez que el arrendador da su consentimiento a la cesión del contrato, el inquilino debe documentar el proceso en una escritura de cesión. En la mayoría de los casos, el inquilino tendrá que pagar los costes legales del arrendador por aceptar la cesión del arrendamiento comercial.

Sin embargo, este enfoque requiere atención a los detalles. Además, si el nuevo inquilino incumple el contrato, el propietario puede presentar reclamaciones legales contra el inquilino que se marchó antes de tiempo.

Muchas personas tienden a confundir la renuncia a un contrato de arrendamiento con la cesión de un contrato de arrendamiento a un nuevo inquilino. En una cesión, el contrato continúa pero el inquilino cambia. En cambio, en una renuncia, las dos partes involucradas quedan totalmente liberadas de sus obligaciones en virtud del contrato.

Minimice La Responsabilidad Financiera Al Salir De Un Contrato De Arrendamiento Comercial En La Florida

Salir de un contrato de arrendamiento comercial en la Florida no es tan fácil como simplemente devolver las llaves y dejar la propiedad sin justificación legal. Sin embargo, no debe preocuparse, ya que la abogada Romy B. Jurado Esq. puede ayudarle a encontrar una solución viable para su caso.

No pierda tiempo con la incertidumbre. Hable con nosotros hoy llamando al (305) 921-0440 o enviando un correo electrónico a Romy@jflawfirm.com para programar una consulta.

Loading...